AMERA

Prevención del cáncer de mama

Publicado en: Noticias

A pesar de no ser la más letal, el cáncer de mama es la enfermedad que más temen las mujeres. Por suerte, las medidas de prevención y detención precoz de este tipo de cáncer salvan la vida a millones de mujeres cada año. Pese a ello, todavía hay mucho trabajo por hacer, ya que al hablar de prevención y cáncer de mama, muy pocas son orientadas acerca de como deben alimentarse. Para cubrir ese vacío, vamos a introducir técnicas nutricionales que ayudarán a reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de mama y complementar así una estrategia de prevención.

El nexo entre altos niveles de azúcar en sangre y cáncer de mama

Muchas mujeres (y hombres) siguen pensando que la calidad de su alimentación sólo incide en su peso, pero no se paran a pensar en las consecuencias que tiene en la génesis de enfermedades. Y es que no basta con hacerse exploraciones de rutina y hacer ejercicio, si se descuida la alimentación y sobretodo en las personas aficionadas a los dulces y las comidas con alto índice glucémico (algo que elevará los niveles de azúcar en la sangre), aumentará el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Es la conclusión a la que llegaron dos estudios en los cuales se demostró que hay una relación directa entre altos niveles de azúcar en sangre y cáncer de mama. No obstante, estos datos no deberían sorprendernos, ya que tener altos niveles de azúcar circulando por la sangre aumenta el riesgo de desarrollar muchos otros tipos de cáncer: desde páncreas, endometrio, tracto urinario, melanoma, colorrectal, vejiga, tiroides, etc. Por lo tanto, parece muy sensato controlar lo que comemos para reducir así el riesgo de padecer cáncer de mama y otros tipos de cánceres.

Prevención nutricional del cáncer de mama: hoja de ruta

He desarrollado una pequeña hoja de ruta de 3 pasos que ayudarán a reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de mama:

  1. Moderar el consumo de los siguientes alimentos: azúcar y todos los alimentos que la contengan (pasteles, bollos, galletas, siropes, gominolas, etc), pan, pasta, arroz (especialmente en sus variedades refinadas) y papas.
  2. Moderar también el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas (especialmente la carne roja), pues se ha demostrado que también aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama.
  3. Si los niveles de azúcar se resisten a bajar (lo ideal es tenerlos por debajo de 86 mg/dl) pueden optar por consumir suplementos cuyos beneficios en el metabolismo de la glucosa hayan sido comprobados, tales como bloqueadores de carbohidratos, suplementos a base de Extracto de café o ácido lipoico.

Con estas simples estrategias mantendrán bajo control los niveles de azúcar y ayudarán a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama y otros tipos de cáncer.

La expansión del conocimiento es la mejor arma de prevención.

sssalud

Frase

Solo sirven las conquistas científicas sobre la salud si éstas son accesibles al pueblo.

Dr. Ramón Carrillo

Contacto

  • Pasco 154
    C1081AAD Capital Federal
  • 54 (11) 0810-999-6773
  • 54 (11) 4951-2649/2538

Presidente de OSPEP

Miguel Angel Paniagua - Secretario General

Miguel Angel Paniagua
(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-689385-4', 'auto'); ga('send', 'pageview');